Poemas

Viajo del trópico de cáncer
a la galaxia de tu sábana,
me veo acariciando las cimas,
el llano y el abismo,
tu intimidad sublime,
me internó en el mundo de tu sexo,
por nada perdería el rumbo,
cierro los ojos y me dejo llevar
por el torrente del río caudaloso
que ha de llevarme al volcán
donde pereceré sin remedio,
pero antes dejaré
que llegues al final.

(Poema IV - Lo que no dicen mis palabras - 2008) 


VOLAR
Siento como si se abriera mi espalda,
como si de alguna parte dentro de mi,
salieran un par de gigantes alas blancas
y me veo volando hacia las alturas,
llegando más allá del mismo cielo,
para descubrir que he dejado abajo,
en un lugar seguro mientras vuelo,
a mi cuerpo que desea volar y no puede.


Estando aquí arriba puedo sentir,
una inspiración tan sublime,
que quisiera quedarme suspendido,
pero en esta condición no puedo escribir,
debo esperar regresar a mi cuerpo,
dejarlo que empuñe una puma de estas alas,
y que llene las paginas de este sentimiento,
para que así él también pueda volar.

(Empuñando la pluma del ángel - 2008)